Los grandes se modulan

Siguiendo la estela de Fairphone, grandes empresas como LG o Google apuestan por el formato modular en telefonía móvil. 

El Mobile World Congress de Barcelona es sinónimo de innovación tecnológica. La marca coreana LG presentó un nuevo teléfono de alta gama: el LG G5. Este dispositivo supone un gran cambio, tanto para la propia marca como para la industria. ¿El secreto? La modularidad de altas prestaciones.

Mediante el acople de diferentes módulos y complementos llamados «Friends», podemos obtener y potenciar diferentes funciones de nuestro teléfono. Algunos ejemplos son:

  • Cámara digital HD: Permite captar imágenes de hasta 135º, que representa 1.7 veces más amplias que las convencionales.
  • Reproductor Bang&Olufsen de música con tecnología HiFi: Salida de audio de 32 bits y capaz de reproducir formatos lossless como el .flac.
  • Cámara de vídeo de 360º: Formada por dos lentes de gran angular de 13 megapixeles, con calidad de video 2k.
  • Gafas de realidad virtual: Con una resolución de 639 ppi, simula una pantalla de 130 pulgadas a una distancia de 2 metros.
  • “Rooling Bot”: Tu robot personal. Saca fotos y vídeos para que lo puedas utilizar tanto como juguete como de cámara de vigilancia cuando estés fuera de casa.

https://www.youtube.com/watch?v=PlStUiB1xSE

Como en todas las tecnologías crecientes, Google no iba a quedarse fuera de la carrera. El Proyecto Ara es la apuesta del gigante californiano, el cual busca terminar de desarrollar esta tecnología y hacer viable para una distribución global. La idea es la misma que sus predecesores: tener un smartphone personalizable, fácilmente reparable mediante la sustitución de piezas y construido a base de módulos intercambiables mediante un simple gesto. Este formato no están dirigidos solo para repararlos fácilmente en caso de emergencia, sino también para que sean fácil de actualizar al gusto del consumidor. Según los rumores Google lanzará el prototipo a lo largo de este año en Puerto Rico como mercado piloto y en 2017 podremos comprar este dispositivo en cualquier tienda de electrónica.

https://www.youtube.com/watch?v=intua_p4kE0

Por último, queremos reflexionar sobre el impacto que va a tener este tipo de diseño en el mundo actual, donde la media es de dos dispositivos electrónicos por persona. Hasta ahora, la vida útil de un Smartphone era de dos años y el cambio era resultado de la obsolescencia programada de piezas internas o el desgaste/rotura de piezas externas, principalmente la pantalla. ¿Y ahora? Si rompes tu pantalla podrás comprar por un precio relativamente económico una nueva y cambiarla tú mismo en casa en menos de 2 minutos.

Además, este tipo de dispositivos fomentan el software libre para que todas las piezas puedan estar sincronizadas sin esfuerzo y permitir así la personalización completa del dispositivo. ¿Es posible que los smartphones modulares sean la puerta de acceso a la democratización de la tecnología móvil?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *