¿Y si pudiéramos dibujar en el aire? Así es como se pinta en la realidad virtual

Con el desarrollo de la realidad aumentada, parece que la pintura no se queda atrás y que va a experimentar su propia revolución. Esta tecnología, que nos permite interaccionar en tiempo real con el entorno virtual 3D, se traslada también a las posibilidades de artistas, diseñadores y creadores para cambiar el concepto del dibujo sobre lienzo.

Con la pintura en realidad virtual «Virtual Reality Painting» el usuario puede hacer sus trazos en tres dimensiones gracias a una paleta y a unas gafas que convierten la obra en una escultura interactiva sobre la que se puede pasear.

Aunque la historia de la realidad virtual se remonta a antes de los años 50, los pasos definitivos que consolidaron esta tecnología los dieron los videojuegos de Sega y Nintendo, el Streetview de Google y, en 2010, las gafas de Oculus. Junto con Samsung VR se han mantenido como los principales productores y ahora se les une HTC Vive. Esta empresa no solo produce móviles y tablets, sino que está poniendo toda su atención en la tecnología de la realidad virtual y, atentos, porque están consiguiendo posicionarse muy arriba.

Este año, Google presentó la aplicación Tilt Brush para HTC Vive y actualmente es la jefa de la virtual reality painting. HTC Vive tiene varios sensores que se colocan alrededor del espacio de trabajo, dos mandos que hacen las veces de paleta de colores y de pincel y las gafas de realidad virtual para que aquello que estamos dibujando en el aire sea visible. Las posibilidades de esta herramienta son muy atractivas para artistas ya que constituye una técnica completamente innovadora que abre las posibilidades hasta un punto que, al menos a día de hoy, parece infinito. Es un software pensado para explotar al máximo la fantasía y la libertad del espacio por la variedad de pinceles y de colores, que también pueden tener varios valores de luminosidad. También se puede trabajar con animaciones creadas previamente. En el Google Cultural Institute de París se organizaron las Virtual Art Sessions, un evento con artistas invitados para explorar y mostrar el trabajo que se puede llevar a cabo y que, evidentemente, se puede explorar en tres dimensiones desde su página web. El precio de la aplicación es de 27 euros, a través de Steam, y el del dispositivo HTC Vive, 900 euros.

Y ahora, ¿qué se cuece?

Desde Londres llega Gravity Sketch, una startup creadora de un software de modelado 3D de manejo muy sencillo. Actualmente lo puedes disfrutar en soportes como el iPad, pero su objetivo es lanzarlo como herramienta de Virtual Reality Painting en enero de 2017 para HTC Vive primero y después para Oculus. El objetivo de esta empresa es acercar el diseño 3D a la gente. Ofrecen una solución intuitiva a la matematización de los software actuales, herméticos e inaccesibles para algunos usuarios. Para democratizar estos conocimientos, han unido su app inicial con la realidad virtual, para que los gestos del cuerpo sean el lenguaje básico del diseño. Podemos crear sketches directamente en el entorno 3D, modificarlos, escalarlos, duplicarlos…

Uno de los problemas a los que se enfrenta el diseñador de hoy en día es la traducción de bocetos 2D a mano a los softwares 3D porque se pierde la personalidad del autor por las limitaciones que tienen los programas.

Con Gravity Sketch es la soltura de la mano y la idea mental inicial lo que determina el resultado final. A diferencia de Tilt Brush, está pensado como una herramienta más técnica y los archivos se pueden exportar en formatos universales como el .obj y el .stl, por ejemplo, para imprimirlos directamente en 3D o para modificarlos en otros softwares. En este sentido, los creadores de Gravity Sketch consideran muy importante la colaboración con Tilt Brush porque son herramientas complementarias. Por ejemplo, para un diseñador de moda que quiere crear una pieza de ropa (a través de Tilt Brush) sobre un maniquí específico (modelado con Gravity Sketch).

Diseñador de moda usando el tilt brush
Diseñador de moda usando el Tilt Brush

Las posibilidades que la realidad virtual nos proporciona son inmediatas e infinitas. Al menos de momento, estamos viviendo el inicio de una era y aquí, solo estamos tratando su aplicación en la pintura y ya estamos frotándonos las manos. ¿Cambiará esto la manera en que pintamos y diseñamos? ¿Llegará el momento en el que papel y lápiz no basten? ¿Cómo serán los museos del futuro? ¿Cómo presentaremos nuestros diseños a los clientes? ¿Cuándo serán accesibles los precios de estas tecnologías tan suculentas? Desde Etsidi Design tendremos los ojos bien abiertos para contároslo todo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *