CONCÉNTRICO – Festival de Arquitectura y Diseño de Logroño.

Desde etsidi design tenemos la pretensión de traeros noticias de diseño a nivel nacional. Por eso este fin de semana nos hemos desplazado a la ciudad de Logroño, donde se celebraba Concéntrico, el primer festival de arquitectura y diseño de dicha ciudad.

Plano esquemático del lugar
Plano esquemático del lugar

Logroño es una pequeña localidad que está creciendo a pasos agigantados culturalmente, ya que hasta hace unos cinco años sólo en las grandes ciudades podíamos encontrar propuestas de este tipo, mientras que ahora y gracias al interés cultural creciente de jóvenes y no tan jóvenes, a las ayudas económicas por parte de empresas locales y al deseo unánime de la sociedad logroñesa de crecer como ciudad, vamos encontrando, y cada vez más, propuestas y espacios culturales que nada tienen que envidiar a ciudades de mayor tamaño.
En esta ocasión, Concéntrico trata de redescubrir la ciudad, por la que paseamos cada día pero que aun así tiene infinidad de espacios y rincones que nos son desconocidos. Para ello, han ubicado a lo largo del casco antiguo de Logroño una serie de intervenciones de arquitectos y diseñadores, que nos ayudan a todos a detenernos y contemplar estos espacios que nos pasan desapercibidos.
PABELLÓN SEDE
Octavio Pérez Monfort
Plaza de Escuelas Trevijano
Ganador del «Concurso de diseño del pabellón de información del festival»

INTERVENCIONES
Boa Mistura
Plaza San Bartolomé
La iglesia de San Bartolomé le da nombre y está delimitada por las calles San Bartolomé, Caballerías y Rodríguez Paterna, a través del nuevo paso abierto en torno a la torre de la iglesia.
Por esta plaza se corrían los toros en las ferias y fiestas de la ciudad, en ella también se ubicó una Plaza de Abastos. Su última renovación fue en 1990.

David Azpurgua | ESDIR
Patio Policía Municipal
En los años 70, después de haber construido el nuevo Ayuntamiento, el arquitecto Rafael Moneo dirigió y coordinó el equipo de arquitectos riojanos que desarrolló el Plan Parcial para la construcción de las Viviendas de Ruavieja, en la manzana comprendida entre las calles Ruavieja y San Gregorio, «el origen de la ciudad medieval».
Se tuvieron en cuenta algunos aspectos: la recuperación del parcelario como referente histórico y organizativo del Casco Antiguo, la recuperación del patio interior como espacio de relación entre los vecinos, la puesta en valor y reutilización de los elementos arquitectónicos existentes (murallas, bodegas, oratorio), creación de garajes vinculados a los nuevos edificios y la creación de un nuevo paso al Parque del Ebro.

Joao Branco + Paula del Rio
Calado San Gregorio
En La Rioja se denomina calados a las antiguas bodegas subterráneas, excavadas bajo el suelo en unos casos y en otros construidas al aire libre y recubiertas con posterioridad. Los calados poseen tipologías diversas, con muros de roca natural, de piedra de sillería o de ladrillo, y abundan en el subsuelo de los municipios vitivinícolas de tradición centenaria.
El de San Gregorio, es un exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad.
De piedra de sillería y bóveda de cañón, tiene 30m. de largo y 4,5m. de alto. Va desde la calle Rúa Vieja hasta la calle San Gregorio, cuyas fachadas se asientan sobre la antigua muralla de la ciudad.

Guillermo Trapiello
Plaza del Revellín
La plaza está delimitada por la Muralla del Revellín, restos de las fortificaciones que tuvo la ciudad de Logroño, de las que se conserva la puerta orientada al oeste. La muralla y puerta hoy visibles comenzaron a construírse en 1522.
A partir de la segunda mitad del siglo XVI fue perdiéndose la importancia de la defensa de la ciudad, lo que hizo que el deterioro de las murallas fuese evidente. Se construyeron edificios particulares adosados a la misma, lo cual no impidió que se conservaran los restos actuales.
En la plaza se ubica una escultura de Miguel Angel Sainz en homenaje al centenario de la Compañía Tabacalera que se ubicaba en las inmediaciones (actual Parlamento, Biblioteca y Sala Amos Salvador).

2L Arquitectos
Patio Museo de La Rioja
El Museo de La Rioja se creó en 1963 y fue instalado en el Palacio de Espartero, que había sido adquirido por el Estado en 1884 para Palacio Episcopal, lo que justifica el escudo de su fachada. Sin embargo no llegó a serlo, y, después de varios usos, en 1971 se inauguró en él el Museo.
El patio tiene acceso por la calle Albornoz, donde convive con la fachada trasera del Museo y con las que delimitan las calles Laurel y Travesía del Laurel.

Creemos que este tipo de iniciativas aportan un gran valor cultural a esta ciudad, por ello os animamos a visitar la ciudad que sin duda alguna dará que hablar en los próximos años.
Fotografía por Pablo Buzarra Ramírez

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *